fbpx Skip to content

La Escuela

La Rosa Mística es una escuela de sexualidad sagrada. Recoge la tradición de las antiguas escuelas/templos, donde eran iniciadas las Sacerdotisas de la Diosa en los llamados misterios de lo femenino.

Su nombre procede del planeta Venus. En concreto, de la geometría sagrada que este planeta dibuja en su viaje alrededor del Sol, desde el punto de vista de la Tierra: una rosa de cinco pétalos.

Este tango a tres entre Venus, el Sol y la Tierra representa y simboliza, desde antiguo, las enseñanzas del Divino Femenino, y también el mapa para transmitir estas enseñanzas. A este mapa se le conoce con el nombre de La Espiral de la Rosa Mística.

Aquellas sacerdotisas que asumieron el compromiso de guardar y difundir las enseñanzas del Divino Femenino crearon un linaje: el linaje de la Rosa Mística. La última de estas grandes sacerdotisas fue María Magdalena.

El viaje de creación de la escuela

La Rosa Mística nace de un profundo proceso de crecimiento y transformación personal, y es fruto de mi propia experiencia como mujer desconectada de su poder.

Comenzó bajo el nombre de Inake (que significa «abrazo», en árabe) y como una marca de moda sostenible. Y te preguntarás: ¿qué tiene que ver esto con la moda sostenible? Mucho, en realidad. Me di cuenta que la gente no valoraba este tipo de producto, ni el consumo responsable, porque no había una conciencia real del daño que estábamos causando a la Madre Tierra… Y es aquí donde comenzó el viaje hacia la conexión con el Divino Femenino.

Entonces, Inake se transformó en Habitarte Cíclica: una escuela donde explorar la conexión con nuestro cuerpo de mujer. Cuando entendemos que nuestro cuerpo es cíclico y que en él reproducimos el ciclar de la Madre Tierra, comenzamos a cuidarnos desde otro lugar y comenzamos a honrarla a Ella.

Habitarte Cíclica se transformó en La Rosa Mística a finales de agosto de 2021 cuando realicé el Camino de Santiago (en su origen, el Camino de la Diosa), que para mí fue un auténtico viaje de iniciación y encarnación del Divino Femenino. Entonces algo en mí hizo un clic, un entendimiento profundo del propósito de la escuela: volver a despertar las antiguas enseñanzas de las Sacerdotisas de la Diosa y recuperar su legado. El legado de María Magdalena.

Como ves, la escuela se transforma a la misma vez que lo hago yo. Cada vez que doy una vuelta más a la espiral, cada vez que me sumerjo en el laberinto para ir acercándome, paso a paso, al centro, a mi esencia más genuina.

¡Y esto es precisamente lo que  tú también puedes lograr! Para que encarnes a la Diosa, abraces tu poder y asumas tu soberaníaa. Para que recuerdes que somos la historia de amor entre el Cielo y la Tierra

Los pétalos de la escuela

 ¿Quieres recibir recursos exclusivos para desarrollar tu conciencia corporal y conocer la Alquimia de la Rosa?
Suscríbete a la RoseLetter y recibe cada semana Píldoras de Sabiduría Femenina
¡Muchas gracias por formar parte de la tribu!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros que permiten al usuario navegación a través de otra página web. Más información.

Abrir chat
1
¡Hola, bella! ¿Necesitas ayuda?
Habitarte Cíclica
¡Hola, bella!
¿Puedo ayudarte en algo?