El portal energético que atravesamos desde el 2.2 hasta el 22.2.22 abrió las puertas del tiempo y el espacio, y nos permitió alinearnos con la memoria original de la humanidad. Y, después de esta gran sacudida, ¿qué podemos hacer para mantener la vibración y llevarla a nuestra vida cotidiana?


El Portal ha sido un evento realmente poderoso y, desde diferentes partes del mundo, numerosos colectivos hemos ayudado al proceso de ascensión de Gaia. Los grupos más potentes se han centrado en Egipto y en México, porque estos países están energéticamente conectados como centros emisores y receptores de los códigos de la Nueva Humanidad.

Lo que pudimos vivir durante el portal es algo sin precedentes en la historia de la Humanidad. Estamos ascendiendo en nuestro nivel de conciencia y esto requiere responsabilidad. ¿Por qué? Porque se han desatado fuerzas poderosas que están derrumbando los cimientos de las estructuras que creíamos seguras, a nivel personal y colectivo, para crear esa Nueva Humanidad. 

Necesitamos gestionar estas energías con responsabilidad porque hemos abierto una especie de Caja de Pandora de la Humanidad y esto requiero de nosotros madurez espiritual. 

Madurez espiritual

No se trata únicamente de haber conectado con estas energías. Ahora hay que bajar el cielo a la tierra. Anclar estas energías en Gaia y en nuestra memoria celular. Y esto se hace a través del cuerpo y de una práctica diaria que nos permita conectar con la sabiduría ancestral para encarnarla en nuestra vida cotidiana. 

  • La madurez espiritual se consigue cuando somos capaces de iluminar nuestro ser: llevar luz a esas zonas de sombra a las que aún no hemos accedido porque están en lo más profundo de nuestra psique.
  • La madurez espiritual se consigue cuando somos capaces de iluminar nuestra oscuridad y, desde ahí, integrarnos en la totalidad. 
  • La madurez espiritual se consigue cuando somos capaces de unir nuestras polaridades internas en nuestro corazón y, desde ahí, entrar al espacio del vacío, el punto cero, la neutralidad y el momento, donde las posibilidades son infinitas.  

Desde ahí, desde esa neutralidad y ese centramiento, alcanzamos nuestra maestría y nuestra soberanía creativa, porque nos sabemos 100% creadores de nuestra propia vida. Disolvemos el ego y nuestro instinto de supervivencia porque entendemos que nada puede venir a hacernos daño que no hayamos creado previamente. 

Esto va a requerir de todos nosotros disciplina y presencia plena, porque un minuto que no prestemos atención a nuestras propias emociones nos saca del centro y de la neutralidad de nuestro corazón.

Soberanía creativa

La conjunción Venus, Marte y Plutón en el grado 27 de Capricornio el próximo 6 de marzo va a mostrarnos lo alineados que estamos con nuestra maestría y nos va a iniciar en nuestra soberanía creativa. 

Plutón, el planeta de la transformación, está arrasando con las antiguas estructuras y nos está mostrando las sombras tanto de la energía femenina, representada en Venus, como de la energía masculina, representada en Marte. 

Esto podemos notarlo a nivel individual y colectivo. Plutón pide una profunda transformación para que podamos abrazar nuestra soberanía y, para ello, va a mostrarnos nuestras partes más sombrías. 

Venus, que ha tenido tres encuentros con el Dios del Inframundo, está recordando que es el deseo y la fuerza creadora de la vida. No es fácil entre tanta memoria de dolor, rechazo y abandono que ha vivido la Diosa durante milenios. 

Marte, que está teniendo un duelo titánico con Plutón, está impulsado a recordar que es guardián de lo femenino, luz de la conciencia y la vida puesta en acción. Tampoco está siendo fácil para el Dios, al que se le ha pedido ser el guerrero sin corazón, consumido por sus propias ansias de poder, durante demasiado tiempo. 

Creer que lo imposible es posible

Un poquito antes de este encuentro de puro empoderamiento a través de la transformación, el 2 de marzo, la Luna nueva en Piscis nos invita a sembrar semillas de una espiritualidad madura, refinada y expansiva que nos devuelva a la memoria de las aguas primigenias de las que venimos como Humanidad.

Esta lunación es una invitación mágica a recordar que lo imposible es posible si nos conectamos con la voz de la sabiduría divina que alberga nuestro corazón, y trascendemos el ego para disolvemos en la conciencia de unidad y amor. 

El tiempo que te dedicas es amor

Para manifestar nuestra grandeza divina y crear las estructuras de una Nueva Humanidad necesitamos hacer un trabajo individual que nos permita abrazar nuestra soberanía. Y también necesitamos unirnos en red porque el proceso de ascensión planetaria es tanto individual como colectivo. 

Mi misión es ayudarte a realizar el viaje hacia tu oscuridad para que puedas ver las sombras que aún te impiden conectar con tus dones y talentos, abraces tu maestría y la pongas al servicio de la humanidad. 

Mi misión es acompañarte a descubrir todo tu potencial para manifestar la vida que deseas.

Y es también mi misión recuperar la sabiduría ancestral y formar a todas aquellas sacerdotisas que deseen acompañar a otras mujeres y hombres a abrazar su soberanía creativa, para juntos despertar las antiguas enseñanzas del Divino Femenino olvidadas durante largo tiempo. 

El momento es ahora.  Es tiempo de recordad que somos unidad, que el tiempo que dedicamos a nosotros mismos es amor propio y que ese amor es capaz de sanar todas las heridas.  

Para ayudarte en el proceso de abrazar tu soberanía creativa te regalo esta meditación en movimiento:

en la escuela tienes además tres recursos a tu disposición:

comunidad rosa mística

El canal de Telegram donde comparto recursos gratuitos y puedes estar en contacto con mujeres como tú.

Entrar al canal

la espiral

La membresía de la escuela, en la que aprenderás a encarnar las energías y los códigos de la Nueva Humanidad a través de la Danza Küyen y la Sexualidad Sagrada.

entrar a la espiral

sacerdotisas de la rosa mística

El programa de formación de facilitadoras de Danza Küyen®. Sexualidad Sagrada y Activación del Útero. La Voz del Corazón, donde recuperamos las enseñanzas de María Magdalena y el linaje de la Rosa Mística.

conoce el programa


Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.