Inake-Conectar-con-tu-poder-personal

En la última sesión de Danza Alquímica Femenina trabajamos la conexión con nuestro poder personal. Este trabajo resulta especialmente adecuado en este momento del año, porque nos conecta con nuestra guerrera interior, un arquetipo que trabajamos en el ciclo de talleres Habitar un cuerpo cíclico y que se despliega en nosotras con la llegada de la Primavera.  


¿QUÉ ES EL PODER PERSONAL?

Muchas de nosotras queremos sentir poder, pero ¿qué es realmente el poder personal? El poder personal es algo que surge desde el interior. Si tienes que reclamarlo, si tienes que imponerlo mediante un grito, un portazo o el ejercicio de la autoridad, realmente no lo tienes, porque el poder se irradia. Tiene que ver con quién eres y es algo que va de adentro hacia fuera.

Una persona realmente empoderada es aquella que se escucha, que sabe que en su vida se presentan retos y tiene que enfrentar cambios, pero que confía en sí misma. Está conectada con su certeza y sabe cómo motivarse. Una persona que no ha aprendido a motivarse y busca siempre la motivación externa no es una persona con poder. Una persona con poder es aquella que enfrenta una situación y sabe que tiene las herramientas y los recursos suficientes para transformarla en algo que va a enseñarle una gran lección sobre sí misma. Y al aprender y al transformarse a sí misma, puede servir de ejemplo e influenciar a otras personas.

El poder personal tiene mucho que ver con los resultados que has logrado alcanzar y con la certeza de saber que, aún con ellos, tienes que seguir trabajando día a día para mejorar un poco más en diferentes facetas de tu vida. El verdadero poder radica en ser capaz de influenciar y generar cambios para ti misma, pero también para otros. Un líder, una persona que realmente tiene poder, no llega solo a la cima; llega acompañado de muchas personas, porque mientras va subiendo, las va atrayendo. Se convierte en un ejemplo a seguir.

Sin embargo, como decía en un post anterior titulado Brillas porque eres poderosa, no a todo el mundo va a gustarle que asumas tu poder personal porque escuece, pica y hasta duele ver cómo eres capaz de transformarte y no todo el mundo está al mismo nivel de conciencia. Respetar el lugar en el que se encuentra cada cual también refleja confianza en ti misma y poder personal.

¿CUÁNDO CEDES TU PODER PERSONAL?

Permanecer en tu centro te hace una persona poderosa. Sentirte conectada con tu certeza te hace una persona poderosa.

Cedes tu poder cuando sales de tu centro y cuando no asumes responsabilidad; cuando crees que otra persona es responsable de lo que te sucede en la vida, y no utilizas tus recursos y tus herramientas internas para transformar la situación y aprender de ella.

Cedes tu poder cuando buscas las respuestas fuera en vez de mirar hacia adentro. Cedes tu poder cuando no escuchas esa voz interna que te dice lo que es bueno para ti y lo que no.

¿CÓMO RECUPERAR TU PODER DE VUELTA?

Al empezar a hacerte las preguntas correctas y llevarlas de vuelta hacia ti, hacia lo que te dice una determinada situación sobre ti misma (en vez de por qué me pasa esto a mi), empiezas a verte de una manera diferente. Al aceptar la responsabilidad que tienes de lo que has creado en tu vida, también asumes el poder de cambiarla.

Recuperar tu poder de vuelta es empezar a vivir tu vida de forma extraordinaria. Dejar de ser lo que crees que eres, para ser lo que realmente eres.


Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.