En vísperas de celebrar el día de San Valentín te traigo una nueva píldora de sabiduría femenina para la vida cotidiana en la que te propongo cuatro rituales para cuidarte de forma regular y potenciar el amor hacia ti misma.


Escucha esta píldora en formato podcast:

Tienes todas las píldoras de sabiduría femenina para la vida cotidiana en Spotify. Y también en Apple Podcast


Dice el Dalai Lama que si no amas quien eres, no podrás amar a otros, y que si no sientes compasión por ti misma, no podrás sentir compasión por otros.

¿Te imaginas cómo podría ser nuestra vida si nos amásemos incondicionalmente, si dedicáramos un tiempo a volver hacia el interior de nosotras mismas para darnos todo el amor que necesitamos y, desde ahí, salir al mundo con el corazón abierto dispuesto a amar a otros?

No es fácil y te confieso que yo sigo en el camino de lograrlo. No siempre soy capaz de amarme incondicionalmente porque el diálogo que establecen mi niña interior herida y mi madre interna a veces no es bonito, y se parece más a las rabietas que cogía de pequeña cuando no conseguía lo que quería… aunque no fuera bueno para mi.

Por eso en esta nueva píldora de sabiduría femenina te propongo cuatro rituales que suelen estar en mi kit de supervivencia emocional y que me ayudan a avanzar un poquito más en mi autocuidado, y también a fortalecer el amor hacia mi misma para poder después abrirme a los demás desde un lugar más feliz y placentero.

Ritual 1. Reserva un tiempo placentero para ti misma

Este ritual es para todas aquellas que tenemos poco tiempo. Precisamente por fatal de tiempo solemos sacrificar y relegar a un segundo plano todas aquellas cosas que realmente nos nutren y nos hacen sentir bien. Así que en este ritual te propongo creer un espacio de tiempo para una actividad placentera.

Lo importante es que seas regular con este espacio de tiempo. Por ejemplo, una o dos veces por semana, entre una y dos horas, haz únicamente aquello que te proporciona alegría, armonía y bienestar.

Es importante que pienses que este espacio te lo das porque sientes que realmente lo mereces. En mi caso, te cuento que todas las mañanas, antes de desayunar, realizo mi práctica corporal diaria: me estiro, hago ejercicios para activar mi útero y los elementos en mi y bailo un poquito. Estas prácticas son, además, las que comparto en La Espiral de la Rosa Mística, la membresía de la Escuela.

También he vuelto de nuevo a mis clases de flamenco, dos veces por semana. Hacía mucho tiempo, como unos cinco años, que no bailaba flamenco. Me había dedicado a otras modalidades, como la danza contemporánea o la formación en danza Reajuste Vital, e incluso había dedicado mucho tiempo a crear mi propia herramienta de trabajo corporal: la Danza Küyen®.

Pero ahora sentía que deseaba un espacio donde compartir con otras personas y que no fuera yo la que nutriera a otras mujeres, sino dejar que otra mujer me nutriera a mi. Sigo ofreciendo clases de Danza Küyen® y, por supuesto, forma parte de mi práctica diaria, pero dos días a la semana me dejo nutrir por otra mujer… y además el flamenco despierta mi fuego y mi energía yang, que es algo que este año necesito mucho.

¿Qué es lo que te gusta hacer a ti que te saca de la rutina y hace que vuelvas a conectar contigo misma? Puede ser un baño de bosque, leer un buen libro… cualquier cosa que te conecte de nuevo contigo misma desde el placer.  

Ritual 2. Ten una cita contigo misma

Con el placer también está relacionado el segundo ritual que hoy te propongo. Reserva una noche solo para ti. Prepárate una cena exquisita, enciende velas e incienso, descorcha una buena botella de vino y escucha tu música favorita mientras te deleitas en todos tus sentidos.

Dedica el mismo mimo que pondríamos si fueras la anfitriona de una cena en tu casa y estuvieras preparando toda la velada para unos amigos o un amante.

Al terminar la cena, puedes prepararte un baño caliente con sales, aceites esenciales y pétalos de rosa, y seguir deleitando tus sentidos mientras piensas en todas aquellas cosas que te gustan de ti. Poner atención en nosotras mismas y abrir todos nuestros sentidos al placer nos ayuda a amarnos y apreciarnos mucho más.

Te dejo esta playlist de música especial para conectar con el placer.

Ritual 3. Materializa un sueño

El tercer ritual que te propongo es que pongas en acción un deseo que llevas mucho tiempo soñando pero que no has llegado a materializar aún.

¿Deseas aprender algo nuevo, como cocinar o meditar? ¿Quieres pintar un cuadro o aprender a tocar un instrumento musical? ¿Apuntarte a clases de canto para abrir el quinto chakra y conectar con tu voz auténtica? ¿Planificar un viaje?

Nuestra mente es una maestra en generar excusas para no hacer algo que puede llegar a ser muy positivo para nosotras mismas y el miedo nos paraliza y no nos permite salir de nuestra zona de confort. Te invito a dejar de aplazar tus sueños y permitirte sentirte merecedora de cumplirlos, por pequeños que creas que son.

Ritual 4. Agenda tu tiempo de autocuidado

Y, por último, te propongo que realices actividades que te proporcionen bienestar a un nivel físico, emocional y espiritual.

Aquí puedes englobar tanto actividades agradables, como ir a un concierto o programar un masaje con cierta regularidad, como aspectos no tan agradables, como la cita anual con el dentista o esa citología que sabes hace tiempo que tienes que hacerte.

Puedes crear un programa de autocuidado en el que vayas alternando aspectos importantes, pero no muy placenteros (ir al dentista) con otras actividades que sí te aportan mucho placer, como el masaje o quedar con tus amigas una vez a la semana. Si además en este programa incorporas la ciclicidad y atiendes las necesidades cambiantes de cada una de las fases de tu ciclo, este ritual de autoamor que te propongo tendrá mucha más fuerza y será mucho más efectivo. Ya sabes que para ayudarte a llevar a cabo este plan tienes el e-book Autocuidado cíclico que puedes descargar de forma gratuita aquí.

para finalizar…

Estos rituales son propuestas que te ayudarán a cultivar el amor hacia ti misma. Puedes practicar aquel que ahora resuene contigo y volver a esta píldora de sabiduría femenina cada vez que la necesites.

Cultivar estos rituales también supone establecer un compromiso contigo misma para que seas disciplinada y perseverante… y flexible a la vez. Tampoco se trata de caer en la rigidez porque entonces estaríamos dejándonos de amar de nuevo… y este no es el objetivo de estos rituales que hoy te propongo.

No intentes hacerlos todos de golpe. Elige uno hoy, el que más resuene contigo en este momento de tu vida, y ponlo en práctica. Puedes también hacer una variación del ritual e incluso crear uno nuevo… ¡Pon a tu niña interior mágica en acción y juega! Amarnos a nosotras mimas comienza por disfrutar y gozar del proceso y del momento presente.

Aprende sobre Geometría Sagrada


también te puede interesar…

este artículo se publicó por primera vez el 12 de febrero de 2021

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.