En esta nueva píldora de sabiduría femenina para la vida cotidiana hablamos del portal de iniciación que se abre en la festividad de Imbolc, el 2 de febrero, y de las enseñanzas que nos ofrece la historia y el mito de la diosa Brigit.


Escucha todas las Píldoras de Sabiduría Femenina en Spotify y Apple Podcasts.


Imbolc es una festividad de origen celta que se sitúa a medio camino entre el Solsticio de Invierno y el Equinoccio de Primavera. Literalmente, significa «en el vientre» y nos habla de las primeras semillas que están germinando y en cambio perceptible que se puede observar ya en la naturaleza, donde las días comienzan a ser más largos.

La mitología celta explicaba este cambio a través del mito y la historia de la diosa Brigit, guardiana del fuego sagrado, musa e inspiradora de bardos, trovadores y artistas.

Dentro de la Rueda de Gaia que trabajamos en la escuela, Imbolc es la segunda puerta de iniciación a los misterios de lo femenino. Nos invita a conectar con nuestro fuego sagrado, con la chispa de lo divino en nosotras, simbolizada por el arquetipo de nuestra niña interior.

Imbolc simboliza la fiesta de la luz y del amanecer en nuestro interior. Es, en realidad, una energía que nos acompaña hasta la llegada de la Primavera. Y nos anuncia que un nuevo ciclo se inicia y que necesitamos purificar todo aquello que obstaculiza nuestro crecimiento.

Es el momento del despertar de las semillas que durante el invierno duermen cálidamente en el vientre de la madre tierra y durante este periodo nos acompaña la diosa Brigit. Ella es la inspiración, la sanación y la renovación , y está representada por la triple diosa: la doncella, la madre y la anciana.

Brigit es también la guardiana del fuego sagrado. Nos anuncia que la Kundalini de la tierra ya está preparada para volver a elevarse de nuevo. Del mismo modo, también nuestra Kundalini, que ha estado sumida en su letargo, enroscada en nuestro útero durante el invierno, está preparada para abrir nuestro canal creativo. Y permitir el parto de las semillas de creación que sembramos durante los momentos más oscuros del invierno. Brigit custodia nuestro triple fuego sagrado: nuestro poder, nuestra pasión y nuestro propósito, y nos invita a prepararnos para dar a luz.

Imbolc es un momento bello y, a la vez, difícil. Es un momento en que conectamos de nuevo con aquello que deseamos recibir y creamos un puente para llevar todo eso al externo. Pero es un momento en que debemos aprender a ser leales con nosotras mismas y mantener el compromiso con nuestra alma.

Es un momento en que debemos evaluar si realmente estamos comprometidas con nuestros propósitos e intenciones, con todo aquello que deseamos ver manifestado en nuestras vidas. Por eso es un momento de purificación. Para que todo lo que soy se pueda expresar al mundo sin ningún tipo de apego, miedo o toxicidad.

Durante Imbolc aprendemos a ser el vehículo, el canal creativo a través del que parimos nuestras creaciones y también aprendemos a convertirnos en ese canal y conectar con la conciencia creativa divina, el útero cósmico donde se encuentra todo aquello que quiere cobrar vida.

Imbolc es un tiempo de la rueda del año que te invitan a convertirte en el canal  a través del que se manifiestan todos esos deseos. Por eso a Brigit se le llama la partera energética.

Brigit representa la llama sagrada de nuestra creatividad. Es la inspiración, la intuición y es pura alquimia: nos invita a abrazar nuestra capacidad de transformar una cosa en otra. También representa el pozo sagrado de nuestra autenticidad y la sanación del alma. Pero no es una sanación como la que hacemos en Samhain, que es pura sombra y pura Kundalini de la tierra. Esta sanación es a través de la luz de la conciencia y la Kundalini espiritual, la que procede del útero de la madre cósmica.

Con Brigit entendemos que todo es posible y que realmente somos infinitas. Nos hace recordar quiénes somos y nos conecta con nuestra niña interior, y nos hace recordar lo que necesita para sentirse bien. Este anhelo de nuestra niña interior no suele ser material y Brigit te invita a bucear en tus aguas profundas para saber qué es lo que realmente necesita tu niña interior para conectar con todos tus dones y talentos, y sacarlos al externo.

Imbolc es un periodo de la rueda del año que nos invita a unir todo lo que está en separación en nuestra vida, aquello que está en lucha o en dolor. Es un momento para entender aquellas cosas que nos molestan y en las que mostramos resistencias, que están creando separación en nuestra vida y no nos están permitiendo manifestar nuestras creaciones. Cuando somos capaces de verlas, también somos capaces de purificarlas y volver a la unión sagrada interna.

Brigit nos invita a conectar con nuestra creatividad y hacernos estas preguntas:

  • cómo se siente mi niña interior,
  • qué necesita,
  • cómo puedo abrirme para mostrar mis dones y talentos. 

Te invito a reflexionar en estas cuestiones durante este periodo.


también te puede interesar

este artículo se publicó por primera vez el 5 de febrero de 2021

Entradas recomendadas

1 Comentario


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.