habitarte ciclica_un equinoccio especial

El equinoccio representa un momento de la rueda del año en el que la luz y la oscuridad conviven en un equilibrio sagrado. Es un momento en que nos enfrentamos a la dualidad, y nos proporcionan la oportunidad de ver qué partes de nuestra vida están equilibradas y qué partes necesitamos equilibrar para poder manifestar la vida que deseamos.


Este equinoccio que hoy celebramos –de Primavera si estás en el Hemisferio Norte, y de Otoño si estás en el Hemisferio Sur–, es especial por la situación mundial por la que estamos atravesando y más que nunca siento la unión de las dos polaridades que representan Ostara y Mabon en la Rueda de la Tierra.

ostara: el fuego sagrado que crea

Ostara, la celebración de la entrada a la Primavera, nos conecta con la fertilidad, la acción, el renacimiento, la inocencia y la pureza. Es un momento que nos invita a sacar a la luz los talentos y dones de nuestra niña interior (aquellos con los que conectamos durante Imbolc), y también de entender cómo utilizamos nuestro poder y cómo podemos llegar a cederlo. Quien conoce y abraza su poder (es decir, el poder de pensar, atraer y manifestar aquello que desea crear en su vida), también debe abrazar la responsabilidad de que esto conlleva (es decir, qué es lo que estoy creando, atrayendo y manifestando en mi vida, y si esto me gusta o no).

Ostara es un momento en el que la energía Kundalini de la Tierra está resurgiendo de su letargo y así también lo hace nuestra Kundalini interna: esa serpiente enroscada que vida en las aguas de nuestro útero. Cuando sincronizamos estos dos despertares a través de la práctica corporal, nos llenamos de energía, vitalidad y fertilidad. Sabemos canalizar nuestro fuego sagrado interno y lo utilizamos para ponernos en acción y manifestar la vida que deseamos.

Ostara es también un momento que nos conecta con la energía de los nuevos comienzos y con el arquetipo de nuestra guerrera interna; ese arquetipo femenino que nos enseña a empoderarnos y a creer en nosotras mismas. Ese arquetipo femenino que nos conecta con nuestro fuego, como esa fuerza creativa que da forma a nuestra realidad a través de lo que pensamos, creemos, sentimos, decimos y hacemos. Esa fuerza que nos conecta con la pasión y la valentía que necesitamos para expresarnos desde nuestra voz auténtica y salir al mundo desde lo que realmente somos (y no desde lo que creemos que somos).

mabon: el fuego sagrado que destruye

Por el contrario, Mabon, la celebración de la entrada al Otoño, es un momento en que tanto la energía Kundalini de la Tierra como la nuestra interna comienzan a ir hacia adentro. Es un momento de la rueda que se activa el arquetipo femenino de la sacerdotisa y nos pide parar y reflexionar sobre lo que hemos creado y sobre cómo hemos utilizado nuestro fuego sagrado. Es un momento para prepararnos para el próximo ciclo, recogiendo los dones de la oscuridad para liberar y dejar ir. Nuestro fuego interno es ahora una fuerza que destruye, limpia y purifica para dejar espacio a todo lo nuevo que está por venir.  

renacer desde el interno

Y desde aquí, desde el confinamiento que se nos ha impuesto en estos días por el coronavirus, siento que estas dos energías, las de Ostara y Mabon, se están uniendo. Algo grande se está gestando en esta quietud y este silencio en el que ahora vivimos. La Madre Tierra nos pide introspección porque Ella necesita una gran regeneración, y nosotros necesitamos repensar el modo en que hemos estado viviendo hasta ahora. Necesitamos darnos cuenta que este modelo ya no es sostenible y necesitamos hacer un cambio profundo.

Algo muy positivo está naciendo, ¿lo puedes sentir? Hemos vuelto al fuego del hogar para recordar lo que significa. Estamos aprendiendo a recuperar la vida en familia, a escucharnos de nuevo, a ir hacia adentro, a no silenciar las sombras que este confinamiento hace emerger, a pensar de manera diferente…

Todas las cualidades del Divino Femenino pulsan por hacerse presentes de nuevo. Y nosotras, las mujeres, somos ese canal a través del que estas energías se están empezando a manifestar.  Y por eso es importante que movamos el cuerpo. Si estás sintiendo dolor de cabeza, malestar en el cuello o en los hombros, algún tipo de rigidez, te invito estos días a intensificar tus prácticas corporales diarias: baila, haz yoga, medita de forma activa… Cualquier cosa que te lleve a seguir vibrando alto, porque tu vibración es muy importante en estos momentos de incertidumbre.

las mujeres como iniciadoras del cambio

Las mujeres podemos llegar a ser (y, en realidad, somos) las iniciadoras del cambio que el mundo necesita en este momento. Podemos volver a recuperar nuestro papel de mujeres medicina, sanadoras, sacerdotisas. Y, desde el interno, sacar nuestros dones y talentos y ofrecérselos al mundo. Convertirnos en guerreras y líderes de nuestra propia vida, y ser también faros de luz que iluminan a otros y les ayudan a desarrollar todas sus potencialidades. ¿No ha sido siempre ese el papel del Sagrado Femenino? Yo siento que sí. Estamos siendo llamadas a retomar nuestro rol en esta sociedad que se está transformando.

Algo nuevo se está gestando y pulsa por manifestarse. Una energía que nos pide renacer desde el interior y unificar las energías de Ostara y Mabon. Unir la dualidad de nuestro fuego interno para destruir las antiguas estructuras que ya no tienen lugar, y que tanto daño nos han hecho, para parir una nueva humanidad donde la Gran Diosa  y una espiritualidad vivida desde lo femenino reinen de nuevo. Un mundo donde las cualidades de lo femenino impregnen la esfera de la vida pública y donde las cualidades de lo masculino nos acompañen, guarden y apoyen en el despertar de una nueva sociedad, más justa, sostenible e igualitaria.

Algo nuevo se está gestando. Y es importante que sigamos vibrando alto para permitir que estas energías se manifiesten a través de nosotras.

Ya sabes que, para ayudarte, tienes un pase gratuito a BodyLAB, nuestra comunidad online, hasta el 15 de abril. En ella encontrarás prácticas corporales, como ejercicios de yoga, sesiones guiadas de danza alquímica, meditaciones y kriyas, que podrás hacer a tu ritmo, desde casa. Sé el cambio que deseas ver en el mundo.


también te puede interesar



un equinoccio especial

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.