Luna llena | La danza de las polaridades

Como toda Luna Lena tenemos dos formas de aproximarnos a ella. 

  • Por un lado, como el final de un ciclo de manifestación. . 
  • Y, por otro, toda luna llena marca el tono emocional del mes en el que se da la lunación.

Además, toda luna llena es una danza entre dos polaridades opuestas: para que se de, el Sol debe estar en un signo y, frente a él, se sitúa la Luna, en el signo opuesto. Por tanto, la luz del Sol está iluminando, revelando, nuestro mundo emocional. 

En esta lunación, el Sol está en Cáncer y la Luna está en Capricornio, y ambos mantienen conversaciones con otros planetas en la bóveda celeste que van a marcan el tono emocional, las revelaciones, que se den en este momento. 

La Luna llena en Capricornio y Plutón

La Luna en Capricornio está en conjunción a Plutón, chamán del zodiaco. Ese arquetipo que profundiza en nuestras sombras para transformarlas y llevarnos a la luz. Así que, de entrada, esta conjunción ya nos está advirtiendo que esta lunación va a ser intensa o ya ha empezado a serlo en los últimos días.  Va a sacar a la luz antiguas heridas y patrones emocionales.

Mientras, el Sol en Cáncer está en conjunción a Mercurio: hay un entendimiento de esas heridas y patrones, y también de dónde vienen. Probablemente, estemos conectando con heridas de nuestra niña interior y aquí haya una comprensión de cómo puedo maternar y nutrir a esa niña, cómo puedo aplicarle sanción a esas heridas antiguas que están supurando. Cómo puedo volver la mirada desde esa niña herida a la madre interna y la adulta responsable que se hace cargo de su propia vida. 

Esta luna llena en Capricornio es, además, el final de un ciclo que comenzó seis meses atrás, con la luna nueva en capricornio el 2 de enero. Así que debemos volver la mirada hacia ese momento para ver qué intenciones sembré y cómo ha ido mi proceso de manifestación. 

Durante el mes de enero estaban pasando muchas cosas. Entonces el Sol estaba en Capricornio. Hizo una conjunción a Plutón y también hizo una conjunción a Venus. Entonces la Diosa inició el dibujo de un nuevo pétalo de la rosa mística.

Plutón es el gran protagonista de esta lunación y nos dice que, lo que sea que se esté revelando ahora, tiene que ver con situaciones de enero. 

La luna llena en Capricornio y Venus

En enero, Venus, que entonces estaba retrógrada y acababa de iniciar el pétalo, se unió a Plutón y nos mostró patrones antiguos que veníamos cargando en cuestiones de relaciones, dinero, autoestima y valoración personal. Es más, como estaba comenzando un pétalo, estos patrones nos llevan a viajar 8 años atrás y nos invitan a darnos cuenta de que hay una resonancia con lo que pasó en enero y situaciones similares que ocurrieron hace 8 años, tanto en enero como en julio de 2014.

Un pequeño corte informativo: Para las chicas que están cursando el programa la Danza de Venus, es un buen momento para volver a ver la grabación del círculo que hicimos el 15 de enero, que se llamaba Venus, Estrella de la Mañana, y comenzar a hacer las conexiones.  

Volviendo al protagonista de esta lunación. Plutón ha estado muy activo en las últimas semanas: viene de una cuadratura con Marte, que nos ha mostrado heridas muy profundas. Así que ahora, en esta lunación, también estamos procesando toda la movida emocional por la que atravesamos en torno al 24 de junio, que pudo traer sentimientos de abandono, soledad, rechazo… Y, de nuevo, nos está invitando a hacernos responsables y entender de dónde vienen esas heridas para poder darnos aquello que necesitamos a nivel físico, emocional, energético y espiritual. Esta lunación se da en el mes Cáncer y nos está invitarnos a maternarnos

La Luna llena en Capricornio y los Nodos del Karma

Plutón es además el regente del Nodo Sur y el pasado 15 de mayo tuvimos un eclipse allí: ese eclipse nos invitaba a una gran liberación. Y debemos tener en cuenta que los nodos están muy activos en esta lunación, porque tanto la Luna desde Capricorno como el Sol desde Cáncer están conversando con ellos. 

Esto que se está revelando en esta luna llena tiene que ver con situaciones de enero y de mayo, y eso que se nos está mostrando nos impulsa hacia nuestra evolución. Aquí hay una historia que se ha ido contando en episodios desde enero hasta ahora, que tiene que ver con las zonas Capricornio, Cáncer, Tauro y Escorpio de nuestra carta. 

En esta lunación, Mercurio, que está junto al Sol en Cáncer, nos está ayudando a entender por qué las cosas se dieron como se dieron, y la enseñanza que está trayendo a nuestra vida. Además, tanto Mercurio como el Sol están en conversación con Urano en Tauro. Entendemos, de una manera casi visionaria, que aquello que pasó nos transforma. Y, de ese entendimiento, viene una nueva reacción emocional y una toma de decisiones. Si antes reaccionamos desde la herida ahora tenemos la opción de hacerlo diferente, y ese hacerlo diferente es lo que nos lleva a la evolución. 

Pero esta revelación puede ser altamente sensible, nuestro sistema nervioso puede estar alterado, nuestros sueños también. Por eso es importante bajar al cuerpo y aprender a alquimizar todas esas emociones que se están revelando.

Feliz lunación. 

También te puede interesar

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.