La semana pasada te contaba que nuestro cuerpo se ve influenciado por la luna y cómo nuestras emociones, nuestro cuerpo y nuestra capacidad de concentración van cambiando al ritmo que lo hace ella. Y si en la píldora de sabiduría femenina para la vida cotidiana de la semana pasada hablábamos de la luna llena, en esta nueva entrega me gustaría hablarte de la luna menguante, de su influencia y de las mejores prácticas corporales que podemos realizar durante estos días. 


Hoy es cuarto menguante y, como sabes si me sigues desde hace tiempo, me gusta respetar la influencia de la luna en mis prácticas diarias. Me conecta con mi naturaleza cíclica y me hace sentir que formo parte de un Todo interconectado entre sí.

Hace un tiempo, te compartía el Saludo a la Luna (Chandra Namaskara). Práctica para conectar con la energía receptiva y femenina que simboliza la luna. Además la semana pasada te hablaba de la influencia que ejerce la Luna llena sobre nosotras. En esta píldora de sabiduría femenina para la vida cotidiana quiero profundizar un poquito más. Profundizar en los cambios que experimenta nuestro cuerpo durante las diferentes fases de la luna. Y proponerte las mejores prácticas para realizar los días de luna menguante


¿No puedes quedarte a ver el vídeo? Escucha esta píldora en formato podcast:

[spreaker type=player resource=»episode_id=24054838″ width=»100%» height=»200px» theme=»light» playlist=»false» playlist-continuous=»false» autoplay=»false» live-autoplay=»false» chapters-image=»true» episode-image-position=»left» hide-logo=»false» hide-likes=»false» hide-comments=»false» hide-sharing=»false» hide-download=»true»]

Tienes todas las píldoras de sabiduría femenina para la vida cotidiana en Spotify. Y también en Apple Podcast


El agua es el principal componte de nuestro cuerpo. La luna influye en nuestras aguas internas al igual que lo hace en las aguas de nuestro planeta, dando forma a las mareas. A lo largo de sus diferentes fases experimentamos cambios emocionales. Experimentamos diferencias en la capacidad de concentración, en nuestra respiración y también en la flexibilidad de nuestro cuerpo. 

la luna menguante y las emociones

Si, durante los días de luna llena nuestra energía vital o prana está en su punto más álgido. Durante los días de luna menguante esta energía empieza a disminuir y nos podemos llegar a sentir más cansadas que en el resto de las fases.

A un nivel emocional, este momento representa además el descenso hacia nuestra naturaleza femenina: una de las fases de mayor poder para la mujer porque en ella realizamos lo que a mi me gusta llamar alquimia emocional.

Es un momento en el que debemos tomar conciencia de todo aquello que se ha mostrado durante la fase de la luna llena. Si te has sentido molesta con las personas que te rodean, o algo está mal en tu vida, si algo te hace sentir incómoda, insegura, agobiada, agotada…

Si te estás abandonando y no estás respetando tus ritmos y tus necesidades cambiantes… o te sientes insegura frente al mundo o necesitas hacer un gran cambio en tu vida…

Esta fase te pide que tomes responsabilidad y utilices toda tu energía creativa para hacer el cambio positivo que necesitas y dejes ir aquello que ya no tiene lugar en tu vida. Si no lo haces, si no tomas conciencia de aquello que se ha revelado en la etapa anterior, entonces van a aparecer los estallidos de ira o de frustración, seguidos de una sensación de tristeza. O bien vas a acallar esos sentimientos y se van a ir enquistando en tu cuerpo… y, en algún momento, esto te pasará factura.

Es importante que entiendes que esta etapa de alquimia emocional es siempre para tu bien, para que te acerques a ser la mejor versión de ti misma. Para que desciendas a tu oscuridad y te enfrentes a tus sombras, y a todos los patrones y programas limitantes que te impiden conectar con toda tu capacidad de creación.

Por eso, muchas veces decimos que esta fase es la de mayor energía creativa. Bueno, en realidad, es la de mayor energía destructiva. Porque sin destrucción no hay creación, y nuestra energía creativa, nuestra energía sexual o nuestro fuego interno, como lo quieras llamar, actúa desde la polaridad.

Si no dejas ir todo aquello que ya no te sirve, no tendrás espacio suficiente para crear todo lo nuevo que desear ver manifestado en tu vida. Cuando entiendes esto, estás empezando a entender los enormes beneficios que trae a tu vida abrazar la ciclicidad.

Para saber un poco más sobre la polaridad de nuestro fuego interno te invito a leer la píldora. La práctica espiritual | Cómo utilizar el cuerpo para conectar con la sabiduría femenina.

la luna menguante y el cuerpo

Durante los días de luna menguante nuestro cuerpo inicia un periodo de purificación y desintoxicación, y comienza a soltar los líquidos que había retenido durante la luna llena. Es un momento ideal para acompañar esta limpieza natural con una dieta détox. Una dieta que te prepare para la regeneración y la energía receptiva que va a caracterizar a la etapa siguiente, la de la luna nueva.

Lo más conveniente es utilizar estos días para hacer una práctica corporal de descarga y de eliminación. Además, debemos tener en cuenta que, durante estos días, podemos sentirnos más cansadas que otros momentos del ciclo lunar, y nuestro compromiso con nosotras mismas y nuestra práctica corporal se pueden resentir. Es importante entonces que refuerces tu disciplina, sin caer, por supuesto, en la rigidez.

la luna menguante y las mejores prácticas corporales

Los días de luna menguante son el momento más adecuado para una práctica que te permita tanto depurar y descargar como asimilar aquello que dejas ir. Las asanas de Womb Yoga y los pranayamas que favorecen la limpieza energética del útero y la eliminación de toxinas (como la respiración de fuego) te ayudarán muchísimo durante estos días.

También lo harán las danzas con el elemento fuego, que te acompañarán en el proceso de transmutación y alquimia emocional que realizamos en este periodo, así como las danzas con el elemento tierra, que te van a ayudar a solar y dejar ir aquello que ya cumplió su papel en tu vida.

Estos consejos son aplicables tanto en los días de luna menguante, si has entrado en tu segunda primavera (menopausia) o te han extirpado el útero, como durante la fase pre-menstrual.

Y recuerda que todas estas prácticas las encuentras en BodyLAB, la comunidad online de Habitarte cíclica.


también te puede interesar…



Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.