El 8 de marzo de 1856, 130 mujeres murieron en un incendio dentro de una fábrica textil en Nueva York. Estaban en huelga para conseguir mejorar sus condiciones de trabajo. Realizaron muchas protestas y una intensa labor por parte de las sufragistas por los derechos de las mujeres. Hasta que en 1910 y en homenaje a las trabajadoras textiles, el 8 de marzo fue declarado Día Internacional de la Mujer. Hoy los escenarios han cambio, pero siguen muriendo mujeres en la industria textil (no hay más que recordar la tragedia de Bangladesh)… y en muchos otros ámbitos… por ellas, por la lucha por la igualdad, la justicia y los derechos de la mujer… porque hoy más que nunca tiene sentido hablar de moda sostenible y derechos de la mujer… porque deje de existir un 8 de marzo… porque queremos flores… ahí va mi pequeño homenaje… un poema precioso escrito por Gioconda Belli. 

Rosa Mística

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.