La vida que deseamos

Las mujeres poseemos una enorme capacidad de creación y manifestación por el hecho tan sencillo de tener útero. El problema es que nos hemos desconectado de él y del poder que tenemos por derecho de nacimiento. En el artículo de esta semana te cuento cómo volver a recuperarlo.


Mes a mes tenemos la capacidad de conectar con nuestra energía creativa (que no es otra cosa que nuestra energía sexual interna), vaciar nuestro útero (nuestro cuenco de creación) y sembrar las semillas de lo nuevo que deseamos ver manifestado en el plano material.

Las mujeres de las sociedades ancestrales y, en especial las sacerdotisas de los templos de Isis, lo sabían bien y desarrollaron rituales preciosos para ayudar a las mujeres a manifestar la vida que deseaban.

En estos rituales hacían un trabajo consciente de activación del útero y del fuego creativo que habita enroscado en él: nuestra Kundalini. Además, eran muy consciente de que el útero reproduce el ciclo de la naturaleza para crear. Utiliza la unión de las dos energías (la femenina y la masculina), sin la cual no existiría la vida. Y también la alquimia de los elementos. Todo el ritual tenía lugar en sus cuerpos.

Además, sabían que nuestro útero se mueve al compás de nuestro satélite. Danzar con las fases de la Luna se convertía en parte fundamental de estos rituales.

  • Las sacerdotisas de los antiguos templos de Isis sabían que las lunas oscuras eran momentos de limpieza, vacío y quietud para conectar con la inspiración creativa.
  • Los días de Luna nueva era momentos de siembra de las semillas de los sueños que deseaban materializar.
  • De Luna creciente eran los momentos más propicios para accionar y dar vida a esos sueños.
  • Los días de Luna llena eran momentos para parir al mundo material esos sueños, mientras que
  • los días de Luna menguante eran momentos de introspección. Días para analizar aquello que no se había manifestado, volver a darle un nuevo impulso creativo o preparar el útero para soltarlo y dejarlo ir… Para volver a ciclar de nuevo…  

Las antiguas sacerdotisas de Isis sabían también que el viaje que realiza la luna a través de las constelaciones era igualmente importante para conocer la energía disponible y más propicia para sembrar las intenciones de sus sueños.

Sabían leer la bóveda celeste. Entendían que formaban parte de un todo interconectado: lo que es arriba es abajo y lo que dentro es fuera.  

Conocedoras de este enorme poder, las sacerdotisas se reunían cada luna nueva en círculo sagrado para celebrar el ritual de manifestación y hacer magia con sus cuerpos.

En la escuela online, como fieles seguidoras de estas tradiciones milenarias, trabajamos estos rituales de la manifestación.

Tienes a tu disposición el taller online Mujer creadora | El arte de la manifestación y el taller online La luna como mapa de manifestación.

Y además, con el inicio del nuevo año, comenzamos un círculo de mujeres online cada luna nueva. Para ayudarnos entre todas a manifestar las intenciones que sembramos durante el Solsticio de Invierno. Será un proceso que durará un año entero, hasta el siguiente Solsticio de Invierno y, seguro, será transformador para cada una de nosotras.

Si sientes la llamada y deseas participar, estaremos encantadas de contar con tu presencia. Será el sábado, 25 de enero, a las 10h (hora española). Escríbeme y te cuento todos los detalles y cómo acceder.

La vida que deseamos


Inake-Habitarte ciclica-Escuela online

La vida que deseamos

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.