En esta nueva píldora de sabiduría femenina hablamos de sexualidad y poder de manifestación, y de los tres fuegos sagrados que activan nuestro capacidad de creación como mujeres.


Escucha todas las Píldoras de Sabiduría Femenina en Spotify y Apple Podcasts.


Lo primero y más importante es que me gustaría que entendieras que todo en el cuerpo de la mujer es sexualidad. Pero para entender esto, debemos ampliar el concepto de sexualidad.

La sexualidad va mucho más allá del placer físico y de la capacidad de ser mujeres multiorgásmicas. La sexualidad es una energía de vida y una energía de creación. Todo lo que nos rodea está hecho de energía sexual y cada vez que creamos algo estamos poniendo en funcionamiento nuestra energía sexual.

La energía sexual es una energía cíclica y, en nuestro cuerpo de mujer, se rige por el baile hormonal de nuestro ciclo menstrual. Es, además, una energía que necesita estar en continuo movimiento, para no estancarse, y que siempre está disponible para nosotras… si sabemos cultivarla y co-crear con ella. 

Para diferentes tradiciones ancestrales existen en el cuerpo tres centros que almacenan y transforman nuestra energía sexual en energía de vida y en energía de creación. Y nos permiten conectar con nuestro poder de manifestación. El Tao los llama dantians; el Tantra, chakras. Para las sacerdotisas de la Diosa son los tres fuegos sagrados: el útero, el corazón y el tercer ojo.

El útero: nuestro centro de poder

El útero/útero energético es nuestro centro de poder, el cuenco sagrado en el que habita nuestra energía sexual creativa que materializa y crea la vida. Cultivar la relación con este centro y activar su energía nos permite utilizarla para todo aquello que deseemos crear (desde un proyecto hasta un hijo físico).

Las mujeres nos movemos y vivimos desde el útero, tanto a un nivel físico y emocional, como energético y espiritual.

🌷 Nuestro útero es nuestro primer fuego sagrado y es también el centro a través del que creamos vida. Esto nos convierte en mujeres creadoras y en madres. Toda mujer es una madre por el hecho de tener útero. Si ampliamos el concepto de madre y lo entendemos como una mujer que es capaz de crear vida. Y la vida se manifiesta de múltiples maneras: puede ser a través de un hijo biológico, pero también a través de nuestra capacidad de crear proyectos, empresas, relaciones… En fin, crear la vida que soñamos para nosotras.

El problema es que el útero es un recipiente que absorbe todo lo que entra en «ella», y con eso… crea.

🌷 Imagina que es una olla con la que vas a cocinar una receta exquisita. Los ingredientes que incluyas en ella serán fundamentales para que esa receta se materialice en un plato delicioso. Pues nuestro útero funciona igual.

Por eso, es importante saber qué es lo que estás permitiendo entrar en tu útero.

✨ Las energías que entrar en nuestro útero pueden ser de dos tipos: externas o internas. Ambas dejan una impronta en nuestra «olla» y creará con lo que hayamos metido en ella.

✨ Las improntas externas tienen mucho que ver con nuestras relaciones sexuales, pero también con los programas heredados de nuestro linaje acerca de qué es ser mujer y cómo vivimos la relación con nuestro cuerpo, la sexualidad y el placer.

✨ Las improntas internas están relacionadas con nuestras propias emociones densas (como el miedo o la ira), las heridas de la infancia o las creencias y patrones limitantes (como la carencia, la falta de autoestima o de merecimiento) que hemos ido acumulando a lo largo de nuestra vida.

🌷 Por eso es importante realizar una sanción tántrica del útero, como la que te ofrezco en la escuela. Porque, al hacerla, permitirás que tu útero, tu centro de poder, permanezca vacío y “neutral” y, desde ahí, puedas crear todo aquello que desees.

El corazón: nuestro centro de la pasión

El corazón es nuestro centro de la pasión, la presencia, el amor, la compasión y el ardiente entusiasmo por la vida. La energía emocional de nuestro corazón nutre lo que creamos a través de nuestro útero o útero energético, lo envuelve de la chispa del amor para que madure y se materialice.

🌺 El corazón es nuestro segundo fuego sagrado. Es tan preciado el tesoro que custodia nuestro corazón que, en ocasiones, lo protegemos tanto que terminamos por acorazarlo y, finalmente, apagarlo. Y, con ello, nos alejamos de nuestro poder de creación y manifestación.

🌺 Créeme… sé bien de lo que estoy hablando porque, durante años, tuve el corazón tan protegido que se terminó cerrando y me alejé del sentir.

🌺 También creé un abismo enorme entre mi útero y mi corazón. Y, por mucho que yo deseara crear la vida de mis sueños, tenía el fuego de mi corazón tan apagado (y mi útero tan lleno) que no sabía cómo nutrir todo aquello que pulsaba por nacer en mi centro de creación.

🌺 Las corazas son todos aquellos mecanismos de defensa que creamos para protegernos y para anestesiar el dolor. ⠀

🌺 Cuando entramos en algún aspecto de nuestra vida en el que nos sentimos en peligro, nuestra parte animal e instintiva, que es muy sabia, genera la coraza. Sin embargo, se nos olvida quitárnosla cuando termina la «batalla».⠀

🌺 A veces, en la vida, tenemos que librar batallas y no podemos quitarnos todas las corazas. Pero hay que saber cuándo ponerlas y cuándo quitarlas.⠀

🌺 Es importante saber de qué están hechas nuestras corazas y darles el valor que se merecen, porque nos salvaron la vida en un momento determinado. Pero también es importante deshacernos de aquellas que ya no nos sirven, porque pueden estar impidiendo que nos desarrollemos y vivamos en plenitud. ⠀

✨ Para eso, la Danza Küyen® que realizamos en la escuela es una gran aliada. A través de ellas, hacemos alquimia emocional y permitimos que se disuelvan las corazas que nos impiden brillar y conectar con todo nuestro poder de creación

EL TERCER OJO: NUESTRO CENTRO DE LA INTENCIÓN

El tercer ojo es nuestro centro de la sabiduría, la intuición y la intención, el centro de nuestra poderosa energía mental.

Nuestros pensamientos crean nuestra realidad y el poder de nuestra mente es tan inmenso que, allí donde ponemos nuestro foco y nuestra intención, ahí es hacia donde se dirigirá nuestra energía de creación.

Por eso es importante que tomemos conciencia de los pensamientos que estamos teniendo y de cómo estos están afectando a nuestro campo energético y a nuestro proceso de manifestación.

🌷 Por ejemplo, hace un par de días quedé con una amiga para comer y me pasé casi toda la comida quejándome, hasta que me di cuenta de lo mucho que me estaba bajando la energía y lo que realmente estaba mostrando esto: la queja me conecta con mi propia autoexigencia y crítica interna… y terminaba conectado con la víctima en mi que no asume responsabilidad por la realidad que está creando.
 
🌷 Somos humanas y todas tenemos un mal día. Al tomar conciencia de mi estado de queja, estoy activando mi tercer fuego sagrado y este pequeño despertar me está ayudando a volver de nuevo a mi centro para observarme desde una mirada de águila.

🌷 Este pequeño despertar también me ayuda a activar mi segundo fuego sagrado, mi corazón, para sentir compasión y amor hacia mi misma, bajar los niveles de autoexigencia y entender de dónde vienen y cómo puedo llevar sanación a esa herida. De este modo, puedo evitar que esa emoción densa generada por mi queja constante deje una impronta en mi útero.

🌷 La observación de nosotras mismas para tomar conciencia es algo que debemos hacer 24 horas al día, los 365 días del año porque es lo que nos va a llevar a darnos cuenta de los patrones y creencias limitantes que bloquean nuestros procesos de manifestación, nos hacen bajar nuestra vibración, perder la confianza y la fe, y bloquear nuestro canal de creación.

a modo de conclusión…

Estos tres fuegos sagrados trabajan juntos para transformar la energía sexual en energía de vida (nos ayuda a sanar) y en energía de creación (nos ayuda a manifestar). Y, como todo fuego, puede cocinar la comida más exquisita o quemarla. Todo depende de la intensidad, de los bloqueos y de la conexión que haya entre ellos.

🌷Las activaciones del útero que realizamos en la escuela nos ayudan a encender nuestros tres fuegos sagrados y abrir nuestro canal creativo para que toda nuestra energía esté disponible para todo aquello que deseemos.

Espero de corazón que te haya gustado esta nueva entrega de píldoras de sabiduría femenina para la vida cotidiana. Nos vemos la semana que viene.


también te puede interesar


Sexualidad y manifestación

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.